viernes, 21 de octubre de 2011

Sidonie: 20-11-2011, Sala Apolo, Barcelona

Publicado por
Que Sidonie se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera es algo que todos saben. Y si a esto le sumamos la calurosa acogida que está teniendo su recién estrenado álbum, El Fluido García por parte de medios especializados y público, del evento de anoche solo se podía esperar una velada memorable. Y lo cierto es que lo consiguieron con matrícula de honor.


Enmarcado dentro de los ciclos En Persona, el concierto congregaba a un número de público reducido que vería el concierto sentado. Esto fue un poco el contrapunto de la velada, pues observando a la gente desde el palco de arriba, uno se daba cuenta que estaban deseosos de levantarse y ponerse a cantar y a bailar. Aún y así tenía su gracia, pues era un tipo de formato que pocas veces se puede ver, pues además, el público tendría la oportunidad de realizar preguntas al grupo, lo que sin duda más tarde sería objeto de risas por lo divertido de las cuestiones que formularían. Y no solo eso, el grupo contaría con unos invitados muy especiales.
El sonido fue espectacular. Si algo se caracteriza la Sala Apolo es por esto, y anoche estuvo a la altura. Muchas otras salas tendrían que aprender que a un concierto se va a escuchar música, y no solamente a ver a los músicos. Bien por Apolo y por los técnicos.
Por lo que se refiere a las canciones se iban sucediendo una detrás de otras. Tras empezar con una de las mejores de su nuevo álbum, la instrumental Negroni, siguieron con La Sombra, Costa Azul y Fascinado. Sin duda esta sería una de las más celebradas, pues se ha convertido en uno de sus clásicos. A continuación llegarían Tormenta de Verano y La Huida, ambas de su nuevo álbum. Ésta última nos dejaba ver a un Jesús frente al micro con más energía que en los temas de los dos anteriores álbumes y mostrando un corte que va a funcionar muy bien en los próximos directos. Era muy curioso ver como a pocos días de haber salido el álbum la gente ya aplaudía y coreaba las canciones, señal sin duda, de lo bien que está funcionando el disco.
Tocaba el momento de las preguntas. Los tres músicos se congregaban alrededor de una mesa en el centro del escenario y mientras se servían de una botella de Ballantine´s, comenzaba la ronda de preguntas. La primera pregunta y tal vez una de las mejores quería saber de donde provenía el nombre del álbum, quién era García y de qué tipo de fluido estaban hablando. Tras las risas pertinentes explicaron que era un fluido que bebían los protagonistas del libro El Anacronópete de Enrique Gaspar y Rimbau para no rejuvenecer en sus viajes en el tiempo. También explicaron que Fluido se refería a Pink Floyd y García a español. Por lo tanto: psicodelia hecha en castellano.
Algunas otras preguntas fueron si volverían a cantar en inglés (a lo que respondieron que en principio no, pues estaban muy a gusto con el castellano) y si tras El Incendio que hablaba de amor y este ya no lo hacía significaba que se habían retirado (a lo que Jesús contestó: "Este habla de joder directamente"). Estas son solo algunas de las preguntas de todas las que el público formularó y que dió a uno de los momentos más divertidos de la noche.
Al acabar las preguntas llegaba el turno de los invitados. El trío se retiraría entre bambalinas para dejar a Santi Balmes y Juli Saldarriaga interpretar uno de los temas de Love Of Lesbian. A solas tocaron Houston Tenemos Un Poema para a continuación interpretar Giraluna acompañados de Sidonie. Tras una emotiva despedida y el aplauso de un público totalmente entregado tocaría uno de los temas que se convertirá en mítico: Señor Rivera. A este les acompañaría El Aullido, A Mil Años Luz y El Bosque finalizando así la primera parte del concierto.
Poco tiempo pasaría para volver con un bis, momento que el publico aprovechó para levantarse e irse a pie del escenario a cantar y a bailar. Aún quedaban por delante tres temas de la artillería pesada: Feeling Down, Nuestro Baile Del Viernes y El Incendio. Llegaba el momento del desfase y el público lo sabía: era el final y había que aprovecharlo.
Una despedida del trio acompañados por los dos componentes de Love Of Lesbian selló una velada memorable para todos los asistentes allí congregados. Y es que, este solo fue el preludio de una gira que se perfila como intensa y que consolidará a la banda como una de las más importantes en la escena del rock en castellano.

Fotos: Cocoshots


Página Oficial: Sidonie
Spotify: Sidonie


HPTVCNJ4YYDG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com