sábado, 29 de octubre de 2011

Sidonie: El Fluido García

Publicado por



Creo que El Fluído García se puede comparar a la sorpresa que supuso en su momento Costa Azul. Sidonie es uno de los grupos con más capacidad de mutar, aunque hayan discos mejores y peores, pues la evolución ha sido siempre una de las características que más ha definido su trabajo.
Aunque en esta vez no suponga estrictamente una evolución, si no más bien una retrospección, El Fluido García es una vuelta de tuerca en su sonido que nos lleva hasta sus primero trabajos como puede ser Shell Kids, aunque en ciertos momentos a mi me recuerde mucho a Fascinado. No sé si serán las percusiones o los coros pero lo cierto es que para mí hay cierto paralelismo su primer álbum en castellano y el último. La diferencia es que este es el álbum de un grupo maduro mientras que el otro mostraba a un grupo aún verde y en plena expansión. Sin duda remarcar el trabajo que han hecho como productores Santos y Fluren, ayudando a la banda a conseguir un sonido tan peculiar como rico en matices.
Sin duda, El Fluido García supone la confirmación de cara al público en general de una banda que, a la sombra de otras, por fin es una de las reinas. Y es que la escena catalana ni la española no sería la misma si no estuviera Sidonie (junto otras muchas como pueden ser Love Of Lesbian que llevan tantos años currando) pues ha ayudado con su carrera a consolidar uno de los panoramas más interesantes no visto desde los años 80.
Como al resto de fans, el tema que primero me llegó fue El Bosque y he de admitir que la primera impresión me dejó bastante frío. También es verdad que a medida que fui dándole oportunidades empecé a percibir matices que más tarde acabarían por configurar una de las canciones más potentes e imprescindibles del disco. Aunque también es verdad que cuando escuché A Mil Años Luz no tuvo que pasar ni un segundo para que se convitiera en una de mis favoritas. Su estribilllo recuerda mucho a lo que hicieron en su época grupos como Los Brincos: un sonido fresco, pegadizo y con mucha harmonía.
Después llegó el resto del disco y fue entonces cuando comprendí que a pesar de que las canciones no forman una historia, su sonido sí que lo hace, por lo que escucharlo en conjunto supone entrar más en detalle en un disco repleto de matices. Es un álbum de sonidos, de percepciones, de ambientes,... Un trabajo para poder disfrutarlo con unos grandes altavoces que te permitan saborear esa atmósfera extraña pero a la vez hermosa.
El álbum contiene joyas como Alma de Goma, Tormenta de Verano o la instrumental y perfecta Negroni. Tal vez esta habría supuesto la apertura perfecta para un álbum como este: con un nombre tomado de un famoso cóctel, Negroni es la más psicodélica y potente muestra del espíritu que ha pretendido captar el grupo en su álbum.
Tal vez me convenza menos Bajo Un Cielo Azul (De Papel Celofán). Aunque mucha gente me ha transmitido que es una de sus preferidas, lo cierto es que a mi se me hace algo larga y pesada, pero también que creo que tiene momentos brillantes como ese coro al principio o la canción El Señor Rivera (digo esto porque Bajo Un Cielo Azul está formado por cuatro juntas).
La conclusión es que si te gusta Sidonie te gustará este álbum. Si no te gustaban antes es un buen momento para darles una oportunidad. Y si puedes escuchar el álbum en unos altavoces grandes mejor que mejor. Sin duda El Fluido García es un disco hecho para ser tocado en directo y aunque ya he tenido la oportunidad de verlos en la Sala Apolo de Barcelona, creo que es un trabajo que augura muy buenos momentos en esta gira que empezará oficialmente dentro de poco.


Página Oficial: Sidonie
Spotify: El Fluido García de Sidonie

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com