lunes, 7 de noviembre de 2011

In-Edit Beefeater: Primeras Impresiones (I)

Publicado por



Sonido Polar ha estado en el famoso e importante In-Edit Beefeater, festival de cine de documental musical en el que se exhiben algunas de las cintas más importantes y novedosas junto a algunas de las más míticas del género.
En concreto tuvimos la oportunidad de ver cinco cintas (Last Days Here, Talihina Sky: The Story Of Kings Of Leon, Cracked Actor: David Bowie, Message To Love: Isle Of Wight Festival y The Black Power Mixtape 1967-1975) y tengo que decir que me sorprendió en primer lugar la afluencia de gente. En Barcelona no es el primer acto cinéfilo en el que las localidades están al borde o directamente se agotan, pues hay que recordar el famoso evento de cine de los 80´s y 90´s que es Phenomena. Tanto en In-Edit como en Phenomena la gente agota localidades en cada edición, (destacar el caso de la cinta de David Bowie y el de Black Power Mixtape) entonces, no será que la gente ha dejado de ir al cine, no por Internet, si no por la calidad de las cintas?



 

Un fin de semana lluvioso no era problema para que la gente hiciera cola en la calle esperando para entrar al cine: se notaba a la gente con ansia de entrar, de ver documentales y de ver música. Se me hacía curioso como un evento con una difusión tan discreta (más bien podría decir que si lo he seguido es por mi afán de música y no por verlo anunciado en ningún sitio) fuera capaz de atraer a tanta gente. Me gusta pensar con esto que la gente quiere aprender, saber más de la historia y de la música. 
Por o que se refiere a la organización ha estado a la altura igual que en años anteriores. Ningún problema. Tan solo algún pequeño incidente con los subtítulos de alguna cinta pero nada que no pudiera solventarse en el plazo máximo de un minuto. Pero esto son cosas del directo y como diría Queen, The Show Must Go On.

Last Days Here
De las tres cintas que pude ver el sábado esta tal vez pasó a convertirse en mi preferida. Tengo que confesar que mis conocimientos sobre Pentagram eran escasos y a pesar de que tenía nociones sobre su existencia no la tenía sobre su historia. Pues bien, sorpresa mayúscula que dejó a un servidor impresionado y pegado a una butaca durante hora y media. La cinta nos cuenta la historia de Bobby Liebling, cantante y único miembro activo de la banda, un grupo que como se define en la cinta se puede considerar  como los Black Sabbath de la calle, Post-Page y Pre-Sex Pistols. Con una definición así quién no se puede interesar por ellos?
La cinta nos muestra a un Bobby Liebling enganchado al crack que vive en casa de sus padres (con una edad de 53 años) y que aún confía en que será una estrella del rock. Ahí es cuando entra en escena Sean "Pellet" Pelletier, arqueologo musical que por casualidad da con esta banda que le cambia la vida. Y es él el que se empeña en que Bobby deje las drogas, casa de sus padres y se meta en un estudio junto lo antiguos componentes de Pentagram para grabar un álbum. Aquí se empezará a desarrollar toda la historia sin saber hasta el último momento si Bobby conseguirá o no deshacerse de todos sus fantasmas interiores y comenzar una gira en la que Sean ha llegado a poner parte de su dinero para que se haga realidad.
Sin caer en ningún momento en el aburrimiento, veremos como Bobby pasa de lo más bajo a lo más alto y así sucesivamente haciéndonos quedar petrificados en el asiento para saber como acabará la historia. Anécdotas increíbles como la de la audición que consiguieron con dos miembros de Kiss y a la que dos de los componentes llegaron tarde por ir a trabajar; como el cantante lleva 44 años enganchado a las drogas; como se enamora de una fan,... Y es que, por mucho que nos guste saber sobre nuestros grupos favoritos, realmente cuando uno más disfruta es cuando topa con historias como esta: historias desconocidas pero cargadas de tal importancia para la historia de la música que debería ser delito vivir sin conocerlas.

Talihina Sky: The Story Of Kings Of Leon
Tal vez se trata de la cinta que esperaba más ansioso y que más indiferente me dejó. No es que sea mala, ni mucho menos, pero para mi gusta ahonda poco en la banda. Nos habla de las convicciones religiosas de la familia, del pueblo sureño y profundo del que proceden los componentes del grupo y de como es su familia. Sí que es bien cierto que nos servirá para hacernos no solo un retrato de como es la banda si no de la cultura que los envuelve, que por cierto es muy interesante de conocer.
Algunas anécdotas nos ayudaran también a saber como se dedicaron a la música, en concreto como Surfer Rosa de los Pixies les cambió la vida y les hizo replantearse su futuro de predicadores. Pero más allá de anécdotas de este tipo no encontraremos mucho más que no podamos ver en Wikipedia u otras fuentes similares.
Algunos aspectos de los que se habla en la películas son las drogas, el alcohol o la política. Pero como decía, todo de una manera muy light y sin llegar al meollo de la cuestión. Cuando un grupo habla delante de las camaras pienso que tiene que ahondar y hablar sin pelos en la lengua y esto es lo que no pasa en el documental. Se hacen menciones y sí, se puede ver algún porro y a algunos de ellos borrachos pero en ningún momento llegan a hablar a fondo. Al igual que Last Days Here era un retrato en carne viva este más bien es un retrato a secas.

Cracked Actor: David Bowie
Si el primero era una maravilla y el segundo algo flojo, este está destinado directamente a fans de David Bowie. Comenzando con la imagen de una televisión que emite su famoso tema Rebel, Rebel, el film nos muestra a un David Bowie en plena gira por Los Ángeles. El músico hablará a la camara de su relación con los míticos personajes creados por él como son Aladdin Sane o Ziggy Stardust y de como en ocasiones el personaje acaba comiéndose al creador. (véase él mismo) Sin duda es curioso ver los elaborados atrezzos que llevaba en sus actuaciones como puede ser la mano gigante de la que sale mientras canta Time o las imágenes de Hendrix o Janis Jopplin mientras canta Rock ´N´Roll Suicide. Seguro que también sueltan alguna risa al ver los fans disfrazados, considerándolo un Dios e incluso asistiendo a sus conciertos ataviados con ropas parecidas o con cortes de pelos similares. Creo que la cinta ilustra muy bien el momento musical y el fenómeno fan haciendo un retrato de aquella gente que aguardaba horas y horas para entrar en sus conciertos.
Me gustó el documental y si algo bueno tiene a su favor es su corta duración. Pero reconozco que si no eres fan de Bowie se puede llegar a atragantar un poco. En cualquier caso, recomendable para todo el público que quiera aprender más sobre la época dorada del glam rock.

Sin duda el primer día se saldó con victoria. Sonido Polar salió satisfecho más que por el festival por la gente. Nos encanta ver como la gente consume cultura, asiste a festivales y deja atrás a los retrógados estúpidos que dicen que la juventud no es como antes ni tiene ansias por aprender. Tendrían que ver las colas que se forman bajo la lluvia para poder ver un film que primero no encontrarán en las televisiones de España y segundo que han de esperar a festivales como estos para ser emitidos. La cultura acompañada de calidad tiene más receptores de lo que muchos piensan.


Cola para entrar a uno de los films. Foto de Bea Sancho.

Página Oficial: In-Edit Beefeater

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com