martes, 24 de enero de 2012

"No estoy de acuerdo con valorar ciertos temas más adultos y otros más infantiles y unirlos al concepto de madurez": Entrevista a Guille Milkyway de La Casa Azul

Publicado por


Recuerdo la primera vez que escuché La Casa Azul. Yo tenía un trabajo que compaginaba con la universidad y mi compañero (que con el tiempo pasaría a ser un gran amigo) estaba enganchado sus canciones. Yo le preguntaba como podía escuchar ese tipo de música pues en aquel momento me parecía tan refinado que era imposible que entrara en mi campo musical. A día de hoy entiendo que era él el que tenía razón y como pasa con todas las edades, mi mente no estaba aún lo suficientemente abierta como para entender la música que propugnaba La Casa Azul.
Hoy por fin ya estoy lo suficientemente preparado para escuchar los discos de Guille Milkyway, tan preparado que no negaré que La Polinesia Meridional me parece un disco excelente y del que a cada escucha que pasa me parece aún mejor. Tal vez sigue sin entrar en mis discos de cabecera, pero ya soy capaz de entender su música y su filosofía, y he de admitir que el estilo de este tipo no tiene parangón en una escena tan saturada musicalmente como la que hay a día de hoy.
Su último disco ya lleva un tiempo en el mercado y ya han anunciado las próximas fechas para su gira. Aprovechamos este lapsus temporal para hablar con Guille de la recepción del disco, de como prepara la gira y otras curiosidades referentes a La Casa Azul y a La Polinesia Meridional.

Entrevista: Toni R.
Fotos: Lluís Domingo


Toni R.: El disco salió el 28 de noviembre y a las pocas horas de su salida era número 1 en iTunes y número 22 en iTunes de México. Que tal están siendo las primeras valoraciones?
Guille Milkyway: Por un lado siempre he sido muy escéptico con las listas porque creo que son cosas puntuales y que en ocasiones, tampoco tienen mucho que ver con lo satisfecho que esté uno de su trabajo. Por lo que se refiere a la acogida general, debido a cierta sensibilidad que tengo hacia lo que se pueda decir de lo que hago, tanto por lo bueno como por lo malo, es algo a lo que intento mantenerme ajeno. De hecho me propongo de forma disciplinada no estar muy atento a muchas de estas cosas: de los únicos comentarios que me fío son los de la gente que me rodea y del fan más cercano. En ese sentido estoy muy contento porque he visto que la gente lo ha acogido con alegría.

Toni: Has hecho algunos conciertos para aquellos que compraron tus discos. Que tal ha sido la primera toma de contacto?
Guille: Son lo que los americanos llaman un showcase, una fiesta donde tocamos seis o siete canciones. Era un regalo para la gente que compró las primera copias del disco pero a mi me fue bien para valorar ciertas cosas nuevas que estamos planteando cara a la gira de marzo.


Toni: Donde están las influencias de La Polinesia Meridional?
Guille: Nunca soy muy consciente de como quiero que suene una cosa, aunque a veces lo he hecho, pero nunca me he planteado influencias concretas. A lo mejor sí que hice un ejercicio de plantear de alguna manera el sonido general que quería que respirara el disco, una densidad más exagerada que en trabajos anteriores en cuanto a producción, llegar un poco al límite del clásico muro de sonido aplicado por ejemplo al ruido o al baile. En ese sentido estoy bastante contento con el resultado y creo que a nivel de forma y de sonido lo diferencia un poco de los trabajos anteriores.


Toni: Como es el método compositivo de La Casa Azul?
Guille: Es algo que he ido variando ligeramente con el paso del tiempo. Es obvio que desde el principio y sobretodo cuando planteé el proyecto de La Casa Azul, la incontinencia formaba parte de la base del grupo y es algo a lo que siempre he querido darle forma pero sin huir de ese barroquismo. En cuanto al proceso he ido variando porque noté que en las primeras grabaciones de La Casa Azul pecaba de no tener las cosas claras desde el principio: era un proceso de composición en el que íbamos añadiendo cosas un poco sin filtro e íbamos valorando si eran adecuadas a medida que eso iba sucediendo. Y de hecho, sobretodo en La Revolución Sexual y en La Polinesia Meridional, he querido huir de eso y ser disciplinado: visualizar las canciones en su conjunto y en todos los aspectos de la canción de forma previa a la grabación y al arreglo. Este me ha aportado mucha satisfacción porque veo que el proceso tiene mucho más sentido y, aunque todo siga siendo barroco, todo está más  equilibrado. No se trata de tener una gran idea y plasmarla, sino esforzarse en ser disciplinado y visualizar el conjunto. 

Toni: En este disco hablas del paso del tiempo, de cómo está el mundo,… Lo consideras tu disco más adulto?
Guille: Yo creo que no. Hay una cosa que observo y con la que no estoy de acuerdo y es la de valorar ciertos temas como más adultos, otros más infantiles y unirlos al concepto de madurez. Yo creo que no he cambiado un ápice de mi planteamiento conceptual a la hora de escribir las canciones, quizás he variado el esfuerzo a la hora de explicarlas. En La Casa Azul hay un tema importante que es lo costumbrista, lo vital y el espantar los miedos a través de la música. Que en un momento dado de mi vida igual se ha asociado más a la adolescencia hablando del amor o el desamor y que ahora a lo mejor hablo o diserto sobre otras cosas no quiere decir que hayan dejado de ser importantes. No creo que sean cosas muy distintas, siempre me ha parecido absurdo que por que una canción hable de una chica se ubique o describa como algo frívolo o infantil: parece como si fuera un pensamiento marcado por la sociedad. Las experiencias vitales ahora son distintas por mi momento pero estoy convencido que si tuviera vivencias similares a las de aquel momento haría canciones parecidas. Dicho esto, es cierto que en este disco ha habido un esfuerzo mucho mayor en cuanto a las letras y a la hora de darlas por buena para una canción. Es la primera vez que he reescrito muchas veces algunas precisamente por querer ser fiel a esa simplicidad y no ser rebuscado o metafórico en algunos de los temas.

Toni: Tu disco salió el 28 de noviembre pero hasta marzo no sales de gira. Que está pasando en este lapsus de tiempo?
Guille: Pues están pasando muchas cosas. Plantear una gira como la que planteo yo es muy complicado. De entrada tengo que conseguir un crédito para comprar el sistema audiovisual que llevamos, y como puedes imaginar es muy difícil porque hoy día no todo el mundo te da dinero. Una vez conseguido he de comprar la solución audiovisual que tiene un tiempo de un mes y medio hasta que puedo disponer de ella, además de la creación de contenidos visuales para la gira. Luego ensayar y plantear la puesta en escena y todos los contenidos musicales. Las giras de La Casa Azul no son estándar y no son como plantarse con cuatro personas en un local y salir a la carretera. Conlleva toda esta serie de cosas más fuera de lo normal que hace que necesites más tiempo para hacerlo. Por un lado está la creación de contenidos y por otra gestionarlos, cosa que lleva mucho esfuerzo y muchas horas.

Toni: En Como un Fan haces mención a The Clash y por ejemplo en Colisión Inminente (Red Lights, Red Lights)  citas a Norman Harris, además de recomendar música en Rac1. Cuanta cantidad de música llegas a consumir al cabo del día?
Guille: Cuando te hablaba de las menciones hay una cosa que se puede confundir. La mayoría de citas que he podido hacer en mis canciones no salen del afán por mencionar a un artista porque en este caso ninguno de ellos son gente que he podido considerar súper favoritas. Pero sí que es cierto que desde muy pequeño tengo una afán enfermizo por coleccionar discos, leer biografías,… Y es una parte muy profunda de mi vida. Yo soy muy aburrido en ese sentido porque a parte de la música tampoco tengo un abanico de intereses culturales mucho más amplio. Es casi una limitación absoluta porque desde muy pequeño me cautiva. Por ello, a la hora de escribir, como todo lo que pongo en mis canciones son cosas de mi pues igual que hablo de lo que siento y del lugar en el que estoy, dentro de ese costumbrismo entran por fuerza los discos que he escuchado. Y no lo hago en forma de cliché, es porque realmente para mi tienen mucho sentido hacerlo y no es algo que decida de antemano. Forma parte de mi vida como cualquier otro tema que tenga alrededor y que me toque de cerca.

Toni: Ahora está en boca de todos el tema de la música en Internet, te ha sido útil a la hora de conocer música?
Guille: Sí, me ha sido muy útil. Sobretodo cuando empezaron a aparecer las primeras plataformas. Recuerdo el primer contacto que tuve con Myspace: en su momento era una forma muy rápida de acceder a mucha música nueva. Además te permite acceder a fondos de catálogo que solo te permitían el coleccionismo musical: ferias de discos, redes reales,… Siendo de esa manera todo era mucho más complicado. Internet lo que ha hecho es facilitarlo y hacerlo todo más inmediato, pero no ha creado cosas nuevas porque el blog de ahora es el fanzine de antes, el eBay de ahora es la feria del disco a la que ibas,… No es que hayan aparecido grandes novedades que hayan cambiado tu forma de enfrentarte a la música, pero como todo es tan rápido y fugaz evidentemente lo ha facilitado. Yo sigo haciendo las dos cosas a la vez: me ha facilitado mucho afinar mucho en que quiero coleccionar porque tengo mucho más acceso a la información. En cuanto a lo que es la escucha está este clásico efecto de que el acceso, como es universal, te obliga a filtrar de forma muy disciplinada y saber el tiempo que le quieres dedicar y a que lo quieres dedicar, porque si no entras en un bucle de ansiedad por querer escucharlo todo a la vez y es muy complicado.

Toni: Recomiéndanos un disco.
Guille: Recomendar un disco es muy complicado! Hay un disco clásico en la historia de la música que es el Odessey And Oracle de The Zombies que es su gran disco y a mi me apasiona. Pero Colin Blunstones, que era el cantante, hizo una carrera en solitario llena de altibajos y sacó un disco sensacional llamado One Year y que ahora está en Spotify. Cada vez que lo escucho me pone los pelos de punta (lo puedes esuchcar aquí).

Página Oficial: Facebook de La Casa Azul
Spotify: La Casa Azul

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com