miércoles, 22 de febrero de 2012

"La pregunta más evidente de este disco es: como un artista o un grupo puede cambiar todo su filosofía de vida y orientarla al flamenco?": Entrevista a Los Evangelistas

Publicado por


Eran las 16:00 horas aproximadamente cuando entré en el restaurante acordado. No todos los días uno tiene la oportunidad de entrevistar cara a cara a dos personajes como son Antonio Arias (Lagartija Nick) y Eric Jiménez (Los Planetas, Lagartija Nick) y sin duda, los nervios tienden a aflorar por algún sitio. Tendría que esperar a que terminaran los postres lo cuál me servería para poder pedir una cerveza y olvidarme de que estaban allí para así relajarme un poco.
En esta vida todo tiene un motivo y la de esta entrevista es la salida al mercado del nuevo disco de Los Evangelistas titulado Homenaje a Enrique Morente. Bajo este enigmático nombre se encuentran J, Antonio Arias, Florent Muñoz y Eric Jiménez, una formación brillante que repasa una pequeña parte de la obra del gran cantaor. Pasada por su molinillo propio (ese que tantas alegrías y disgustos a dado a la crítica) nos traen un disco profundo, denso y del que seguro dará que hablar.
Poco tiempo tendría que pasar mucho para poder sentarme en la mesa con dos de los artífices de Omega, uno de los discos más revolucionarios del flamenco y que dejaría una profunda estela que seguirían obras como La Leyenda del Espacio o Una Opera Egipcia de Los Planetas. De hecho, si escucháis a Los Evangelistas, poco tardareís en reconocer las similitudes tanto con Omega como con los últimos Los Planetas.
A continuación podéis leer casi veinte minutos de entrevista, transcrita prácticamente al milímetro. Y es que, con artistas como estos, por poco que digan, ya es digno de prestarles atención.

Entrevista: Toni R.
Fotos: Cocoshots

Toni: Sin Omega se podría haber hecho un disco como este?
Antonio: Sin Enrique no.
Eric: Sí. Básicamente lo que hemos hecho es coger obras de Enrique Morente y llevárlas a nuestro terreno, que es el que hemos plasmado en este disco siendo de la única manera que sabemos tocar las canciones de Enrique. Y por supuesto, sin Omega sí, pero sin Enrique no.
Antonio: Omega, al igual que este disco y los últimos discos de Los Planetas, es un acercamiento al flamenco, a la música, pero uno de los múltiples que hay. No somos los Einstein del flamenco (no vamos a descubrirle a los propios flamencos quienes son ellos), pero sí que forma parte de un rito inicial que empieza con ese réquiem que es Omega. Este disco también tiene ese sentimiento de la pérdida, pero también empieza triste y acaba alegre. Evidentemente forma parte del mismo recorrido pero no es el único camino accesible ni a Enrique ni al flamenco.

Toni: La calidad como persona era tan grande como la del músico?
Eric: Sí.
Antonio: Si no, no nos hubiera impactado de esa manera tan bestial. Conocerlo para nosotros era un deseo. Él vuelve a Granada en el 94 y ya en ese año estábamos detrás de él. Fue la potencia del deseo de trabajar con él lo que conformó lo que vino después.
Eric: Era una persona que tenía mucha riqueza humana, muy libre, que te transmitía las ganas de hacer las cosas libremente con muchísimo respecto hacia la gente. Era luchador y con una humanidad terrible, con un cinismo y una curiosidad sobre las cosas que hace que se diferencie del resto de gente que hay también humilde. A él le caracteriza que de estar leyendo novelas del oeste empieza a juntarse con literatos y con gente de la cultura de la que escucha, investiga y se impregna.
Antonio: Y cuando podría haber estado en el olimpo, se le ocurre juntarse con nosotros! (Risas)

Toni: Como pasa de ser un homenaje a un disco?
Antonio: El paso primordial es que cada vez que nos juntamos a tocar sale algo. En este caso la motivación era tan fuerte, el repertorio tan potente y lo que queríamos aportar era tan importante para nosotros que cualquier acercamiento en ese sentido crecía. Te pones con Eric, con Florent, con J,… Estar con Morente era crecer, superación. Ahora es esa broma macabra que sería: “tanto que hemos admirado tu obra, que nos sentíamos tan iguales a ti cuando trabajábamos contigo y ahora que tenemos todo tu repertorio, seremos tan iguales?
Eric: Si nosotros hacemos un homenaje que se limita solo a un directo pasa a ser algo irrepetible pero a la vez tiene fecha de caducidad al acabar el espectáculo. De esta manera, al plasmarlo en un formato queda inmortalizado, un legado suyo que está pasado por nosotros. Así se  hace más fácil la labor de evangelizar su obra para hacerla llegar a más gente que probablemente conozca a Enrique como cantaor pero no por su trabajo.
Antonio: Para que comprendan nuestras motivaciones. Enrique cambió nuestra filosofía vital y la pregunta más evidente de este disco es: como un artista o un grupo puede cambiar todo su filosofía de vida y orientarla al flamenco? Todo lo que sabemos de flamenco nos lo enseñó él.
Eric: Bueno, estamos hablando de una faceta como homenaje, que no quiere decir que como Lagartija Nick o Los Planetas vayamos a estar tocando flamenco siempre. Estamos haciendo un homenaje a una figura acojonante .

Toni: Es un homenaje pero sigue la línea de los últimos discos de Los Planetas.
Eric: Si bueno, a Jota se le fue la olla con el flamenco. (Risas)
Toni: Es que cuando canta Jota parecéis Los Planetas!
Eric: Es lo que dice Antonio, es que somos los mismos.
Antonio: Y en este caso tal vez la aportación más significativa es la de Youth, porque consigue transcender y que no sea el mismo sonido. Lo expande, lo abre y siendo los mismos conseguimos llegar a puntos diferentes. Pero es verdad lo que dices, es todo parte de lo mismo.
Eric: Gente que le gusta The Jesus And Mary Chain puede ver similitudes al igual que le guste Misa Flamenca de Morente puede verlas. Hay un punto de unión que son muy similares y que intentamos variarlo.

Toni: Una de las cosas que me ha llamado la atención es que hasta el tema El Loco hay un misticismo que no se rompe, un mismo aura.
Antonio: Quizá era el aspecto de gravedad. Tanto el disco como la actuación de La Noche Blanca surge unos meses después de la muerte de Enrique, y conociendo como conocíamos la obra enseguida tiras para la misa.
Eric: Si en vez de este disco escuchas El canto de las Minas y pasas de la canción uno a la seis no sabes si es la misma. Si pasa en el flamenco, como no va a pasar en el flamenco eléctrico?
Antonio: Empieza muy triste y acaba muy alegre.
Eric: Hay ciertas música que tienen varias escuchas y necesitas muchas oportunidades para diferenciar. También utilizamos armonías flamencas, por lo que es muy difícil diferenciar cuando utilizas esas notas y esas armonías.
Antonio: El Loco pudo quedar fuera pero como es la más rockista y es una versión libre es verdad que a partir de ahí hay una intención de alegrar.

Toni: Como elegisteis el repertorio?
Antonio: Era fácil y muy difícil a la vez. Fácil porque lo tienes todo y difícil porque te dan a elegir, pero por supuesto lo primero eran las favoritas, aquellas en las que sentíamos que podíamos aportar cosas. Empezamos en un aspecto más coral, juntando las voces. Luego surge el guiño cómplice de la competitividad y uno dice “No, esa la canto yo”, pero es normal porque todo el mundo quiere aportar lo que sentía. Cuando das lo mejor que tienes te acercas a lo que es favorito tuyo o donde hay más concordancia de estilo. Pero sí que es verdad que lo primero ha sido el placer de coger los favoritos. No considerábamos que hubiera nada difícil porque esta claro que lo difícil ya lo ha cantado Enrique y ahí no nos podemos comparar.

Toni: Pocas veces en un homenaje participa tanto la familia.
Eric: Nosotros hemos estado siempre muy unidos a la familia desde hace mucho años y ellos no habían pensado en homenajes. Nosotros tan pronto  tampoco, pero surge lo de La Noche Blanca y ahí aparece el embrión dando lugar a esto, pero antes de nada se lo proponemos a la familia porque sin su consentimiento no habríamos hecho nada. Ellos se emocionan y cuando pasa un tiempo dijeron que quien mejor que alguien que ha estado tan cerca para hacerle un homenaje.


Toni: También canta Carmen Linares.
Antonio: Ahí hay una movida… Yo se si no escogió ella a nosotros o nosotros a ella.
Eric: Ella fue la que quiso cantar con nosotros. Y nosotros encantados!
Antonio: A Carmen no solo le gustaba sino que quería aportar. Carmen Linares creo que pensó que este era el momento para demostrarle al mundo lo que los flamencos piensan sobre lo que hacíamos nosotros.



Toni: Con Omega os topasteis con una reacción muy crítica por parte del lado más purista del flamenco. Como se recibe a día de hoy un disco como este?
Eric: Los que la liaron siguen pensando en liarla pero están acojonados porque tienen un antecedente y quedaron en ridículo! (Risas) Los que pensaron que Omega era una mierda pensarán lo mismo.
Antonio: El caso de Carmen Linares representa el cariño de la gente que en realidad quería a Enrique y a esas voces tan personales y transcendentales del flamenco del siglo XX y XXI. Su aportación es transcendental y esa canción demuestra la gravedad del asunto pero también la transcendencia del trabajo que han hecho desde y para la emoción.

Toni: Fue un disco grabado en directo?
Antonio: Principalmente sí, aunque luego hubieron algunos arreglos pero sí. Los Planetas siempre lo hacen así, y aunque hicimos tomas separadas, el sonido final del álbum era en directo. El directo consigue otra expresión y además tuvimos la oportunidad de que lo mezclara Youth.

Toni: Cómo surge la idea de que lo mezclara Martin "Youth" Glover (bajista de Killing Joke)?
Antonio: Sabíamos que tenía un estudio en Granada. Su obra como productor es evidente y de mucho éxito, pero nosotros tenemos el añadido de una visión mística de pérdida y de apertura. En directo ya lo hacíamos muy bien pero Youth estaba aquí y pensamos que este proyecto podría interesarle. Al final se convirtió en uno más y él le da ese esa amplitud.
Eric: Esa misa sónica. A falta de la gran harmonía de la voz de Enrique lo suplimos los espectros de Youth.
Antonio: Enrique se quejaba a veces de que su voz no era como la de los demás pero yo le decía “tú tienes más pedales, Enrique”.

Toni: Y que tal están siendo las primeras críticas?
Eric: Está todo el mundo callado. Todos se preguntan donde esta la voz de Enrique y no hay que ser sordo: si pone oído ahí está.
Antonio: Quizá hay un entendimiento profundo el que tenemos con Morente que iba más allá de la música.
Eric: Si ellos han sido fan de una persona libre, dejar que la gente sea libre y que haga la interpretación de la manera que le de la gana.

Toni: Nos recomendáis un disco para aquellos que quieran adentrarse en el mundo del flamenco?
Eric: Yo recomiendo un disco muy difícil de encontrar que se llama Alegro, Soleá y Fantasías del Cante Jondo. Autoeditado por Enrique Morente y con la filarmónica de Londres. Es alucinante.
Antonio: Yo también lo recomiendo. De hecho, Yo Poeta Decadente es de ese disco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com