viernes, 2 de marzo de 2012

Sidonie en el Palau De La Música: Cuando las musas se visten de psicodelia

Publicado por


La cita, enmarcada dentro del Festival Mil·leni se perfilaba con dudas: no por Sidonie, ni tampoco por el Palau de la Música, si no por la conjunción de ambos. Un recinto tan selecto y una banda con un directo tan potente hacía que surgieran dudas sobre si la pareja llegaría a buen puerto, si la operación saldría bien. Y aunque no es el primer concierto de rock que allí se hace, cada uno es un mundo a parte.
Un servidor se personaría un poco antes de que empezara la velada y siguiendo las indicaciones de la banda me presenté con mi máscara veneciana (de los chinos, pero la intención es lo que cuenta) y aunque habían prometido un detalle a la entrada, a mi no me dieron nada. No se si tendrá que ver con la puerta elegida para el acceso al recinto pero yo no recibí ningún presente. En cualquier caso, son detalles menudos que poco tienen que ver con lo importante que es el concierto.
El público allí congregado vería como a las nueve en punto, bajo las notas de un órgano y una luz celestial, aparecían tres figuras envueltas en un manto blanco a modo de monjes celestiales. Tras despojarse de tales ropajes aparecerían Marc Ros, Jesús Senra y Axel Pi con aquellas máscaras tan características que usaban en la gira Fascinado para dar así comienzo a tan emocionante velada.
Acompañados por el músico David T. Ginzo empezarían la velada con Alma de Goma para dar rienda suelta a un recital de dos horas y en el que repasarían gran parte de su extensa discografía. Un Jesús totalmente desatado contrastaría con unos más nerviosos en apariencia Marc y Axel, lo cuál a un servidor gustó pues los nervios demuestran respeto, y el respeto significa tomarse las cosas en serio: el Palau era un territorio inexplorado para la banda y querían hacerlo bien. De esta manera sonarían una retahíla de canciones como Tormenta de Verano, Feeling Down, Fascinado,... No faltaron los temas adaptados a la versión psicodélica, como por ejemplo Costa Azul o el pequeño tributo de Axel a Iron Butterfly en La Huida.

Pero aquello no era un concierto al uso y la banda era consciente de que tendrían que poner toda la carne en el asador y dar espectáculo. Como por ejemplo harían con Giraluna, tema que Marc cantaría sin ningún tipo de acompañamiento y que micrófono en mano entonaría mientras recorría el pasillo de platea. O la canción que vendría después, Sidonie Goes To Varanasi, en la que saldrían ataviados con unos especiales disfraces que nos transportarían a sus giras de principio de década: Jesús con un casco enorme de astronauta, Axel con una gorra de la Pantera Rosa, David con un sombrero de capitán y gafas y Marc con un una gran cabeza de peluche. Así, y no con menos dificultades, interpretarían el tema.


Tampoco faltarían las versiones, como Another One Bit To Dust  de Queen, que se colaría en el setlist para ser enlazada con Sidonie Goes To Moog. También interpretarían All I Have To Do Is Dream, un cover de The Everly Brothers que el grupo tocaría sin micrófono alguno en medio de la platea. Marc Ros, enfundado en una camiseta promocional de la banda, llenaría el Palau con su voz y abriria de esta manera la tanda de bises.
Hay que ser sinceros y decir que el sonido no jugó a su favor. En ocasiones la voz no era tan nítida como podría haber sido y la potencia que destilaban sus instrumentos en ocasiones llegaba a ser una masa compacta sin clara definición. No pasa nada, son cosas del directo. Y si digo esto es porque creo que el tema del sonido quedó paliado con el interesante juego de luces que la banda usó para el espectáculo. Y es que. la psicodelia se vive mucho mejor en colores y fundidos a negro.


Aunque habrían aspectos a mejorar (el sonido y un setlist más variado en el que recuperaran más temas del pasado serían los puntos a atacar) no quitaremos mérito a una banda que dio lo mejor a un público fiel que tenía ganas de verlos en un lugar como este. Marc Ros ejerció un perfecto papel como maestro de ceremonias en el que el dialogo con el público fue breve pero justo para no llegar a cortar el dinamismo de la actuación. Por lo que se refiere al resto de la banda estuvo a la altura como siempre lo han estado. En conclusión, el tándem Sidonie-Palau llegaría a buen puerto y las dudas quedarían disipadas, aunque admitiré que sus guitarras tienen mayor cabida en una sala más modesta como puede ser el Apolo, donde cerveza en mano uno puede abstraerse mejor con la psicodelia que destila El Fluido García.

1. Alma de Goma
2. Tormenta de Verano
3. Feelin´ Down´
4. La Sombra
5. Costa Azul
6. Fascinado
7. La Huida
8. El Aullido
9. Giraluna
10. Sidonie Goes To Varanasi
11. Bajo un cielo Azul / Sylvia
12. Los Olvidados
13. A Mil Años Luz
14. El Bosque
15. Another One Bite To Dust (Queen Cover) / On The Sofa
16. Sidonie Goes To Moog

Bis
17. All I Have To Do Is Dream (The Everly Brothers Cover)
18. Carnaval
19. Perros
20. Un Día Más En La vida
21.Nuestro Baile del Viernes
22. El Incendio


Fotos: Cocoshots
Página Oficial: Sidonie

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com