martes, 27 de noviembre de 2012

Entrevista a Luís Hidalgo: "Sidecar es como una una extensión de la sala de ensayo de los grupos"

Publicado por


Hace doce años, el periodista Luís Hidalgo escribía un artículo para el El País donde hacía acopio de memoria y nostalgia para recordar la trayectoria de la mítica sala Sidecar. Destacable era la frase en la que con tres líneas, daría con una de las claves fundamentales que ha hecho de este local uno de los emblemas de la ciudad condal: "Quizá porque el tamaño de la sala no permitía que Golpes Bajos, Gabinete Caligari o los primeros Duncan Dhu actuasen allí -todos pasaban por el Zeleste de Platería-, Sidecar fue convirtiéndose en el local en el que se estrenaban bandas noveles." Y es que en sus entrañas se ha gestado la semilla que daría origen a todos los movimientos musicales que se han vivido en Barcelona: Sidonie, Love Of Lesbian o Macaco forman parte de una lista de bandas tan larga que sería imposible de recordar.
Ahora, doce años después de aquel artículo y treinta desde que se abriera esta sala, Luís Hidalgo aún mantiene ese prisma con el que ve la sala como una parte esencial de la ciudad. "Es una sala que siempre ha estado a mano de los músicos que han querido trabajar en ella. Es una sala que estando y sabiendo programar ha dado oportunidad a grupos de los 80, 90, 2000 y ahora 2010, para que se midan con el público en su interior. Eso se debe a la permeabilidad de la sala con la música de la ciudad, al buen criterio que han tenido programando y al hecho de que siempre ha estado disponible." Y es que tiene todo el sentido pensar que salas como Sidecar "vuelven a ser elementos esenciales en la música, sin este tipo de salas el resto de la industria no tiene sentido."
Todo aquel residente en la ciudad condal, amante de la música y de los escenarios, seguro que habrá pisado en algún momento de su vida el sótano de esta sala. Conciertos de bandas noveles u de otras más conocidas que en ocasiones ven este escenario el refugio a otros más grandes que privan a sus shows de la intimidad que merecen, han copado su programación durante todos estos años. "Es una sala que tiene una dimensión idónea para una banda que comienza. Sidecar tiene ese aspecto de garaje vinculado al rock y es una sala muy cómoda: es como una proyección, una extensión de la sala de ensayo de los grupos."
Ahora que ya han pasado treinta años desde que la sala abriera sus puertas, la organización ha decidido celebrarlo por todo lo alto y entre un buen número de conciertos, se abre hueco una de las actividades más interesantes de esta programación especial: Artista Vs. Crític. Músico y periodista se unen desde hoy martes hasta el viernes para ofrecer un concierto en el que se intentará descubrir que se esconde detrás de esa persona que sube al escenario: Filastine y Nando Cruz (martes 27 de noviembre ), Hidrogenesse y Roger Roca (miércoles 28), Quimi Portet y Jordi Turtós (jueves 29)  y Lorena Álvarez y Luís Hidalgo (viernes 30) serán los encargados de llevar esta tarea a la práctica.  "Es una idea de Roberto. Él me llamo y me dijo que quería montar una serie de actividades vinculadas al aniversario y había pensado juntar a músicos y periodistas. A partir de aquí me dijo que seleccionara algunos artistas y grupos. Los grupos los escogí ateniéndome a la idea de que tuvieran una idea detrás de su propia existencia, una idea que fuese más allá de la de tocar música por que sí. Por otro lado había una aspiración a que fueran lo más abierto estilísticamente posible y tuvieran alguna diferencia generacional. Una vez que tenía los grupos pensé qué periodistas podían sacarle mayor partido haciéndoles algunas preguntas al hilo de sus canciones."
La utilidad del crítico allí presente no es otra que la de extraer información a la banda, pero sin caer en el típico cliché del periodista musical. "Nosotros no vamos a comentar lo que estamos viendo. Nosotros vamos a intentar que el público, a través de nuestra presencia en el escenario, acabe sabiendo más cosas del artista actuado antes de las que sabía al entrar en la sala. La idea de que estemos nosotros en el escenario puede ayudar o bien a que el espectáculo sea distinto o simplemente para verbalizar algunas preguntas que se tengan sobre el grupo." Luís Hidalgo, director del proyecto, busca ofrecer una perspectiva más amplia del show, conocer aquello que muchas veces se esconde o que simplemente nos cuestionamos en nuestro interior sin llegar nunca a dar respuesta. Una propuesta que mucho se parece a los ciclos En Persona y que se suma a una creciente tendencia de crear nuevas propuestas que nos lleven mucho más allá de ese espectáculo estático y rígido al que nos hemos acostumbrado. "Hemos dado por sentado que el espectáculo en directo tiene una forma y que desde el comienzo de los tiempo es inalterable. Lo único que se podía hacer era añadir la tecnología necesaria para que se convirtiera en un grupo glamuroso en un estadio olímpico. Entre una cosa y otra lo que cambia es tan solo el tamaño: ese hombre actuando permanece inalterable. Este modelo no tiene que ser el único."
Pero si había algo por lo que preguntarle era por su elección personal, la que le llevará a enfrentarse a Lorena Álvarez y su banda Municipal: "Lorena me parece una especie de vuelta a la musica popular: reformula la música popular sin que haya un discurso frío y científico detrás, de manera que sea comprensible por un público que no tiene ningún tipo de vinculación con ella, un público que tiene mayor vinculación con la música popular norteamericana que con la mediterránea o la española en general."
En esta conversación con la sala Sidecar como telón de fondo y su importancia como sala de conciertos, era imposible que no saliera a flote la tendencia actual y el futuro de la música en directo. Y es que Barcelona, como el resto de ciudades españolas, se está viendo afectada por una situación que hace temer por el futuro de la música en directo. "A corto plazo lo único que va hacer es confirmar las tendencias de ahora. La mayor oferta de música en directo se producirá en los meses estivales en formato de gran festival. La música en sala tiende a bajar, cada vez hay menos artistas internacionales en gira que son los que suelen venir en la temporada de verano, y además, hay una presión económica que tendrá mucha importancia. Si se confirma que países como Portugal, Grecia, España o Italia se encuentran en un posición económica desfavorable, la posibilidad de contratar giras internacionales se va a complicar." Algo que aunque los defensores más acérrimos de la cultura esperan que no pase, bien es cierto que tiene todo el aspecto de que esta situación acabe acentuándose con el paso del tiempo. En cualquier caso, ocurra o no,  recordar que siempre tendremos flotadores como Sidecar donde aferrarnos y esperar a que pase la marea.

Página Oficial: Sidecar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com