jueves, 13 de diciembre de 2012

Recordando "Songs For The Deaf" de Queens Of The Stone Age

Publicado por


El anuncio de un nuevo disco de Queens Of The Stone Age siempre es una buena noticia. Y más si como se ha anunciado recientemente, va acompañado de agradables novedades como la vuelta de Dave Grohl a la batería y de Nick Oliveri (aunque esta vez parece ser que de momento tan solo pone la voz a un tema). Sin duda, todo esto cobra mayor sentido cuando se explica que el guitarrista y vocalista Josh Homme, Grohl, Oliveri y el reputado vocalista Mark Lanegan firmaron juntos uno de los mejores trabajos de la música del rock de la década del 2000 y que consolidaría la carrera de QOTSA: "Songs For The Deaf". A lo largo de los casi 60 minutos que dura el disco, la banda consiguió firmar auténticos himnos del rock actual como "No One Knows", "First It Giveth" o la acelerada "Go With The Flow", temas que pasarían a convertirse en recurrentes en sus setlists y éxitos asegurados en toda playlist de rock actual que se precie.
Sin duda, parte del éxito que cosechó "Songs For The Deaf" tiene que ver con la inclusión de Grohl como miembro en la grabación del disco. Aunque no era la primera vez que se sentaba a la batería tras la disolución de Nirvana (trabajos como la olvidada banda sonora de "Touch", el primer disco de Foo Fighters dónde se encargaría de la grabación de todos los instrumentos o el disco homónimo de "Tenacious D"), la expectación que generó sin duda fue muy alta. El resultado que se pudo escuchar en el disco no hacía otra cosa que recordanos a todos las raíces de las que procedía, algo que más tarde se encargaría de volvernos a recordar con su macroproyecto Probot. Y es que su labor a la baquetas nos mostraba a un Grohl inspirado y mucho más acelerado de lo que nos tenía acostumbrado, dando la sensación de que su implicación con la banda había ido mucho más alla de la mera colaboración (algo que quedaría patente años más tarde con la banda "Them Crooked Vultures"). Por otro lado, otro de los portentosos participantes en este disco y que sin duda serviría como reclamo sería el vocalista Mark Lanegan. Procedente de la famosa banda Screaming Trees (grupo que Homme acompañaría como miembro durante la gira del disco "Dust"), el vocalista se lanzaría en solitario en una carrera que hasta hoy cuenta con un buen número de discos y otras tantas colaboraciones. Con QOTSA, Lanegan ya había participado en el segundo álbum de la banda, "Rated R", y ahora volvía a hacer lo propio en el disco con temas como "Song For The Dead" o "Hangin´ Tree". Su rota voz ejercía de perfecto contrapeso con la de Homme, añadiendo profundidad a un disco que si bien ya era oscuro, su voz se encargaba de acentuarlo aún más.
El hecho que de estos cuatro músicos procedieran de bandas de la década de los noventas y cercana al rock más duro y garagero no hizo otra cosa que potenciar un sonido que QOTSA ya venía perfilando en sus dos anteriores trabajos, y que con este, parecía dar por fin en las teclas exactas. Ritmos pesado que se aceleraban y frenaban por momentos surgieron gracias a una inspiración y una originalidad que hasta ahora, y a pesar de la calidad de sus discos posteriores, no han vuelto a tener. Es por ello, que la noticia de esta reunión, no hace otra cosa que aumentar las expectativas de que este nuevo disco suponga un nuevo punto de inflexión como "Songs For The Deaf" hiciera en su momento, recordándonos con esta expectación la influencia que QOTSA  ha generado de unos años a esta parte.


 Página Oficial: QOTSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com