miércoles, 15 de mayo de 2013

Por Barcelona con L.A.: "Te mentiría si no te dijera que los 90 fueron mi escuela directa"

Publicado por
Luís A. Segura, alma máter de L.A., es un tipo cercano. Parapetado detrás de unas oscuras Ray-Ban y con su inconfundible pose rockera, este mallorquín de carácter afable y siempre de palabras cautas pero muy bien pensadas antes de ser articuladas, es un tipo sincero con el que conversar se convierte en un placer.
Y es que ya son varias las ocasiones que he tenido de entrevistar a este mallorquin, pero esta era la primera oportunidad que tenía para hacerlo en persona. Su presencia en Barcelona, con motivo de la presentación de "Dualize" el próximo 17 de mayo en la sala Bikini dentro de la programación del 24 Guitar Festival BCN, me permitía dejar de lado teléfonos y medios un tanto impersonales para citarnos por las calles de Barcelona y poder hablar largo y tendido sobre la banda y su faceta como compositor. Y puesto que estamos en la ciudad condal, donde mejor que citarle en calle Tallers para hablar de música?
Nuestra primera y obligada parada sería en la conocida tienda de discos Revolver. Rodeados de vinilos y con algunas referencias en la mano ya listas para comprar (Luís no es un tipo que pierda el tiempo), no puedo evitar atraerlo hasta la sección de los 90. "Te mentiría si no te dijera que fueron mi escuela directa. Hasta el 90-91 yo consumía música que ya estaba en mi casa, pero a partir de ahí es cuando empiezo a gastar mis primeros sueldos caseros en discos. Y coincide con la explosión de gente como Pearl Jam." Y es que desde sus inicios, Luís no ha ocultado su pasión por esta década de la que siempre ha mostrado una gran admiración. "Como influencia y como escuela obviamente he de citar a Nirvana. De hecho una de mis primeras bandas fue un grupo de versiones de Nirvana. Coincidió cuando estaban a punto de sacar el "In Utero"y este era nuestro repertorio. Yo empecé a tocar la batería como Dave Grohl. Nirvana fue para nosotros la chispa que hizo que aquello explosionara." Y es que, como fan incondicional que soy de Pearl Jam (y sé que él también), no puedo evitar preguntarle, con todos sus vinilos delante, por los de Seattle. "Pearl Jam siempre ha sido mi banda predilecta. Hace años que les he perdido la pista porque la avalancha de grupos actuales es sobrecogedora, pero siempre me gusta pinchar el "No Code" o  el "Yield". De hecho el "No Code" es mi disco de cabecera y mi disco favorito de Pearl Jam."
Seguramente, si admiro tanto a Luís es porque al igual que yo (y que otra mucha gente), encontraron en el grunge la puerta de entrada a un universo musical que no tenía límites, una puerta que con su rabia característica nos permitió recorrer un camino tan intrigante como emocionante aún por explorar cuando eres adolescente. "Afghan Whigs me flipan, es otra de esas bandas que descubrí cuando ya atravesé la barrera del grunge y me di cuenta de lo que había. De hecho este es el disco (con el vinilo de "Gentlemen" en la mano") que marcó el punto de inflexión." En una tienda como Revolver es imposible no moverse y picotear de cada uno de los estilos allí expuestos, comentando cada artista por el que pasamos y donde es inevitable llegar a la tan esperada y codiciada sección de grandes estrellas y mitos del rock. "Aquí tenemos la escuela inicial. Neil Young fue uno de los motivos por los cuáles me planteé comprar una acústica y empezar a hacer cosas yo solo. Recuerdo comprarme el "Harvest" en CD y no quitarlo del reproductor durante meses. Yo seguía escuchando Pearl Jam hasta que hicieron juntos "Mirror Ball" y fue como el éxtasis total, algo antiguo que se mezclaba con algo nuevo. Neil Young fue uno de los motivos, más que Dylan. Dylan lo estoy descubriendo ahora."
En este momento, y tras hablar de tanta música en americana, me atrevo a preguntarle sobre algo que siempre me ha llamado la atención: la ausencia de grupos españoles en sus referencias. "Es que no tengo una banda española fetiche. Yo escucho campanas sobre un grupo extranjero y hay algo que me atrae para indagar sobre ellos. Y obviamente estoy al día de todo lo que ocurre aquí (leo revistas, webs, voy a festivales españoles,...), pero no hay nada que me haga tilín. Pero no es que sea mejor o peor, es que lo que se cuece aquí me parece que dista mucho de lo que a mi me motiva." Esto me lleva a plantearle si se siente representado en la escena española con la que en ocasiones comparte cartel. "Sí que hay bandas con las que congeniamos. Aquí hay grupos cojonudos, como Partido o Manel, que tienen un riqueza musical muy grande. No es que yo me sienta diferente, pero sí que creo que aquí se tiende a hacer un estilo un poco similar y que lo nuestro simplemente es cantado en inglés y otra historia, otro tipo de indie." Y llegado a este punto, es inevitable que salga a flote ese tan recurrente pero no por ello menos interesante tema de sus grabaciónes fuera de nuestras fronteras. "Cuando me preguntan, "¿es realmente necesario irse a Estados Unidos a grabar?", respondo que para mi sí. Porque soy muy freak y muy cabezota con el sonido que yo quiero. Y aquí no lo consigo. Consigo acercarme, hacer algo original. Y aquí se pueden grabar discos! Pero lo que yo quiero, que es ese sonido que toda mi vida he escuchado en vinilos, se cuece ahí. Y es esa persona que a lo mejor tiene las mismas máquinas que tiene un tipo en Toledo, pero tienen otra mentalidad. Y puede plasmar tu música porque sabe lo que quieres. Es un eterno debate. Pero para mi sí que es necesario."
Llega el momento de salir a la calle para caminar y cambiar de tienda no sin antes haber pasado por caja y haber hecho nuestra compra obligatoria como buenos amantes de la música. Ahora es el momento de dedicar atención a los, muchas veces olvidados y sin duda imprescindibles, instrumentos. Y para ello decidimos entrar en la famosa tienda Guitar Shop para hablar en este caso, de como se inició con la guitarra. "En mi casa siempre hubo una acústica con dos cuerdas, que era de mi padre cuando era joven. Aprendí a tocar la guitarra con tan solo dos cuerdas y totalmente desafinadas. Fue todo un reto ponerle cuatro cuerdas más." Pero como nos contaba más arriba, también fue baterista en sus inicios y aunque no hable mucho de ello no podíamos obviar hacerle la misma pregunta cambiando de instrumento. "Desde pequeñito siempre quise tocar la batería y para que empezase me regalaron unos bongos con baquetas. Imagínate la de veces que cambiamos la piel de los bongos! Recuerdo que los tocaba como un poseso en un cuarto que tenían mis padres con discos. Y fue cuando hice la comunión y mis padres, con el dinero que habían dado familiares y amigos, me dijeron que podía elegir entre un Amstrad o la batería. Y elegí el Amstrad. No lo dudé y mira donde estoy ahora. Pero le saqué mucho juego y aun lo conservo." Curiosidades de la vida que eligiera un ordenador un músico que ahora graba con gente tan aclamada como Richard Swift, teclista de The Shins, o que lo ha hecho en lugares tan selectos como el famoso estudio Sound City. Y es que la vida da demasiadas vueltas como para tomársela en serio, por lo que es mejor dejarse llevar y disfrutarla. Y así, y con una bonita versión de "Dualize" en acústico, despediríamos esta entrevista. Se puede pedir más?

Agradecimientos: Este reportaje no hubiera sido posible sin la participación de las tiendas Revolver y Guitar Shop, ambas en la calle Tallers de Barcelona. Desde Sonido Polar agradecemos su colaboración y su más que sincera ayuda.

Fotos: Cocoshots
Página Oficial: L.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com