lunes, 10 de junio de 2013

Muse: Rock Vs. Espectáculo (07-06-2013, Barcelona)

Publicado por
No cabía duda de que la visita de una banda como Muse a Barcelona iba a ser un éxito seguro. Y es que aunque los ingleses ya habían estado en Madrid en octubre del año pasado presentando "The 2nd Law", la legión de fans que arrastran es tan grande que una segunda visita a nuestro país se predecía como un éxito asegurado. Y eso fue, ni más ni menos, lo que ocurrió.

Aún llegaba gente al recinto cuando los madrileños You Don´t Know Me daban el pistoletazo de salida a una noche musical de alto voltaje. Aprovechando la ocasión (insuperable ocasión) de telonear a Muse, Alex y los suyos presentaban su trabajo "Algo Real" en la ciudad condal y, a pesar de que el Estadi Olímpic Lluís Companys aún no contaba con el aforo completo (quedaban dos horas para que empezaran los británicos), la banda podía presumir de actuar ante un número bastante amplio de espectadores cuya respuesta sería de lo más receptiva. Acabado el concierto de You Don´t Know Me le tocaría el turno a L.A.. Decir que los mallorquines, que aprovecharían para seguir con la promoción de su último disco "Dualize", se mostraron cómodos durante los nueve cortes que interpretaron (una versión mini del repertorio que ya tuvimos oportunidad de escuchar en la sala Bikini) y donde parecía que la experiencia adquirida en festivales de fuera de nuestra fronteras les ha proporcionado el temple necesario para encarar este tipo de situaciones. Además, esto se entiende mejor si recordamos que no es la primera vez que la banda telonea a una banda de amplio calado internacional (ya hicieron lo propio con la última visita de Arcade Fire). Los asistentes, que parecían acudir con los deberes hechos, recibieron con gran alegría temas como "Rebel" o "Hands" que se convirtieron en perfectos caldear el ambiente. Puntualizar que si bien es cierto es que nivel musical la propuesta de ambos teloneros dista mucho de lo grandilocuente y épico de Muse, es de alabar la oportunidad de ofrecer al público diferentes propuestas para que puedan disfrutar de una amplia jornada musical.
Serían las 21:30 cuando, con una puntualidad exquisita, las luces se apagarían y las pantallas empezarían a emitir la ya famosa intro televisiva del tema "Unsustainable" desatando por ende el delirio de los allí presentes. Los conciertos de Muse son por norma general un espectáculo complejo y de intenso calado cuyo análisis conviene ser diseccionado en varias partes para poder entender de todo lo que se compone. Por lo que se refiere al apartado estrictamente musical, decir que el trío inglés salió vencedor sin ningún lugar a dudas. La capacidad artística de estos tres músicos convierte su espectáculo en dos horas de perfecta ejecución musical (tan milimetrada y cronometrada que por momentos te lleva a pensar que podría ser de todo menos un concierto de rock) en el que el público pudo, en este caso, disfrutar de la friolera de 27 temas. La voz y la guitarra de Matt Bellamy, el bajo de Christopher Wolstenholme y la batería de Dominic Howard sonaría de forma tan atronadora como exquisita a lo largo de todo el recital. Un espectáculo que tuvo como pistoletazo de salida el corte "Supremacy" para a continuación entretejer un repertorio que tendría como eje central la crítica al sistema político y financiero. Y es que con suma elegancia y picardía, los británicos elaboraron un setlist que de principio a fin es una oda a la rebelión y que además deja patente como, título tras título, su discografía contiene un repertorio tan sólido como compacto capaz de dar sentido a espectáculos como el que tuvimos la oportunidad de ver. "Supermassive Black Hole", "Feeling Good", "Knights Of Cydonia" (que la conviertan en el himno de Inglaterra ya) o "Time Is Running Out" se entrelazarían a la perfección con "Animals" o "Panic Station" en donde además, habrían espacios para breves fragmentos de temas como "Black Is Black" de AC/DC o "Freedom" de Rage Against The Machine. Sin duda un espectáculo pensado para el puro disfrute del fan y donde se pudo comprobar como los temas de "The 2nd Law" ganan consistencia y sentido sobre el escenario.
Pero si bien es cierto que en el aspecto musical salen ganadores, a un servidor no le acaba de convencer la propuesta grandilocuente de la que hacen gala los británicos. Cierto es que son capaces de dejar con la boca abierta a cualquiera (el que escribe estas líneas no fue menos), y que no es nada nuevo que los espectáculos de Muse siempre han buscado la extasía entre el público, pero si partimos de la base de que en el epicentro nos encontramos con una clara crítica contra el sistema, hay ciertos aspectos que parecen chirriar. No creo que un escenario que es capaz de emitir enormes llamaradas de fuego y, cuya estela de humo densa y negra queda flotando en el aire, fuera lo más beneficioso para el medio ambiente (amén de lo que cuesta su transporte). Con esto mucho tiene que ver la aparición de actores (un broker loco despilfarrando billetes a su paso, una ejecutiva que bebe gasolina o una bailarina que emerge de una bombilla gigante que vuela por encima de los espectadores) que no solo provocan que se pierda la esencia más pura del rock, sino que por momentos consiguen desviar la atención de los espectadores hacia cosas menos interesantes que la propia música. Entonces, y partiendo que se trata de una crítica al sistema, no es más fácil eliminar todos estos factores para reducir el precio de la entrada y así permitir que más personas tengan la oportunidad de acceder al show? La crítica es aceptable, incluso necesaria en bandas que son capaces de mover masas tan grandes, pero criticar unas políticas que nos han llevado a la situación actual con ostentación parece, cuanto menos, poco sensato.
En conclusión decir musicalmente a Muse siguen siendo la maquinaria artística tan perfectamente engrasada que siempre hemos conocido, pero cuyo su espectáculo está hecho más para impresionar que para dotar a su música de más sentido. Está claro que su épica puede conllevar a este tipo de actos, pero no hay que confundir el atrezzo o las proyecciones puntuales con el espectáculo más puro y duro. Por que aunque duela decirlo, lo del otro día fue más un espectáculo que un concierto. Un espectáculo redondo, cierto, pero un espectáculo al fin y al cabo.

Setlist de Muse en el Estadi Olímpic Lluís Companys de Barcelona el 7 de junio de 2013:
1. Supremacy
2. Supermassive Black Hole
3. Panic Station
4. Bliss
5. Interlude
6. Hysteria
7. Animals
8. Knights Of Cydonia
9. Dracula Mountain (Lightning Bolt Cover)
10. United States Of Eurasia
11. Map Of The Problematique
12. Monty Jam
13. Feeling Good
14. Follow Me
15. Liquid State
16. Madness
17. Time Is Running Out
18. Stockholm Syndrome
19. Unintended
20. Blackout
21. Guiding Light
22. Undisclosed Desires
Bis
23. The 2nd Law: Usustainable
24. Plug In Baby
25. Survival
Bis2
26. Uprising
27. Starlight

Página Oficial: Muse

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com