jueves, 27 de febrero de 2014

BCN LIVE! by Sony: Cuando el mundo del móvil sedujo al indie (26-02-2014, Barcelona)

Publicado por
Que anoche la marca de telefonía móvil Sony marcó un tanto a su favor está claro. Y no fue porque el resto de marcas no programaran ningún tipo de fiesta con motivo de la celebración de ese macro evento tan lucrativo para Barcelona como es el 3GSM, sino porque ninguna de ellas lo ha hecho con una propuesta que incluya bandas como Klaxons o The Hives además de integrar a un público joven y ajeno a la gran fiesta de la telefonía. Un buen punto para Sony que pondría la guinda final en la noche previa a su clausura y que deja un buen sabor de boca a los asistentes, haciéndonos preguntar si este festival tendrá algún tipo de continuidad o por lo contrario se trata de un festejo puntual.

Centrándonos en el aspecto estríctamente musical, abrir un festival nunca es fácil. Caldear el ambiente a una hora tan temprana como son las ocho de la tarde es tarea de valientes, pero los suecos The Sounds ya están curtidos en mil batallas y por ello salieron a darlo todo. Cuarenta minutos duró un concierto en los que harían un breve repaso a su discografía y donde destacarían temas como "Tony The Beat" en una versión algo más electrónica de lo habitual, "Painted By Numbers" o "Living In America" con la que cerrarían el concierto. Maja Ivarsson, vocalista de la banda, mostró todas sus cartas sobre el escenario con una actitud que rozaría más lo masculino (el alto nivel de escupitajos fue asombroso) y en el que junto al resto de la banda pondrían toda su voluntad para caldear el, aún frío, ambiente del Teatre Principal.

No pasaría mucho rato desde que acabaran los suecos The Sounds para que salieran al escenario los londinenses Klaxons. Y es que la segunda visita a nuestro país de uno de los iconos del new rave sin duda los convertía en uno de los platos fuertes del cartel, por lo que no era de extrañar que el público hubiera crecido considerablemente en comparación con el primer concierto. Con el bajo de Jamie Reynolds por encima de la guitarra de Simon Taylor-Davis como marca de la casa, Klaxons sacaron parte de su artillería pesada con temas como "Atlantis To Interzone", "Magic", "Golden Skans" o "Two Receivers" para además presentar nuevos temas como el ya conocido "There Is No Other Time". Un concierto de alto voltaje que dejaba los motores a punto de caramelo para el concierto de The Hives.

Y mientras que en el escenario principal se preparaba la llegada de los suecos The Hives, en el sala anexa el concierto de Russian Red se presentaba como la ocasión perfecta para deleitarnos con "Agent Cooper" en directo y comprobar si ese viraje hacia el lado eléctrico le sentaba tan bien como pensábamos. Y sí, lo cierto es que su nuevo trabajo se defendió con nota sobre el escenario, pero también tuvo su parte negativa: fue un concierto realmente breve. El reportorio de "Agent Cooper" gana dimensiones con su versión en vivo, como la increíble "Casper", pero la brevedad del evento (con versión de "Bitch" de Meredith Brooks incluida), nos dejó un tanto desconcertados y con la sensación de quedarnos en lo que podría haber sido.

Con The Hives llegaría el plato fuerte de la noche y como ya es habitual, no decepcionaron. Poniendo la guinda a un pastel que se había ido creciendo con el paso de las actuaciones, los suecos, en un estado de forma envidiable, comenzaron a bombardear al personal con un arsenal de hits como la ya mítica "Come On!" para después seguir con temas como "Go Right Ahead", "Won´t Be Long", "Tick Tick Boom" o "Patrolling Days" con la que cerrarían el concierto. La banda, acostumbrada ya a dejarse caer por la ciudad condal, aprovechó para darse un buen baño de masas y reafirmar su amor con el público catalán en el que las excentricidades de la banda se convirtieron, una vez más, en uno de los puntos fuertes de su espectáculo.

Aunque la noche no había acabado y propuestas como las de Groove Armada en su versión Dj alargaban la fiesta en el Teatre Principal sería con el final de The Hives cuando el grueso del público abandonaría la sala. Decir que aunque lo de anoche pareciera más un acto promocional para la marca que no un festival destinado al disfrute de la música, Sony consiguió crear un evento sólido con bandas de calidad. Una propuesta que veremos si vuelve el año que viene, pero que cuanto menos, dejó a los asistentes anoche presentes con más que buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com