martes, 11 de febrero de 2014

Temples y "Sun Structures": definiendo su propio universo

Publicado por
Es posible (aunque por desgracia no lo tenemos contrastado), que Sonido Polar se encuentre entre las primeras publicaciones españolas que en su momento hablaran de Temples. En cualquier caso, y sea cierto o no, nos es difícil ocultar nuestro interés por una de las bandas emergentes con más personalidad del panorama musical actual. Este joven cuarteto procedente de Kettering (Inglaterra), acaba de publicar su primer disco de estudio titulado "Sun Structures" (Hevenly Recordings, 2014) tras una serie de singles que, no solo los ha llevado a ser contenido de innumerables medios musicales, sino que además les ha hecho dar multitud de conciertos entre los que se encuentran sus dos visitas a nuestro país.

"Sun Structures" es el resultado de un largo proceso de promoción en el que la banda ha publicado cuatro singles y ha tenido oportunidad de telonear a bandas como Toy o The Vaccines, y gracias al cuál podemos degustar sus doce cortes reafirmando la influencia de bandas como The Byrds o Pink Floyd (algo que ya habían demostrado tanto en sus singles como conciertos). Un excelente ejercicio en el que Temples adapta a la actualidad esa psicodelia para ofrecernos una propuesta lo suficientemente laxa a la par que original como para cuajar sin problemas tanto en crítica como en público. Una propuesta revival que encuentra en su lider y vocalista James Bagshaw el máximo exponente y canalizador de este movimiento (tanto por sus composiciones como por su estética), y gracias al cuál, parecen nutrirse el resto de sus compañeros. Bagshaw demuestra en "Sun Structures" que se trata de un genial compositor gracias a temas como "The Golden Throne", "Mesmerise", "Shelter Song" o la que da nombre al disco.

"Sun Structures" contiene un buen núnero de melodías accesibles junto a altas dosis de reverberación que consiguen elevar al oyente hasta cotas infinitas y cuyos temas, y como bien explicaban en la entrevista que concedían a Sonido Polar hace unas semanas, consiguen mostrarse como parte de un todo. Desde "Shelter Song" que abre el disco hasta "Fragment´s Light" que lo cierra, sus doce cortes se enlazan de manera soberbia creando un universo propio e impidiendo al oyente descender durante los más de cincuenta minutos que dura este trabajo. Y tal vez ese sea el único punto negativo de este disco: su tramo final puede llegar a ser un poco empalagoso. Y sinceramente no creo que tenga que ver con la calidad de las canciones (aunque sí es cierto que las mejores se encuentran en la primera parte), sino por el exceso de las mismas.

En cualquier caso, pocos peros se le pueden achacar a una trabajo como este, y que como siempre, no sólo nos vuelve a demostrar que Reino Unido es una fábrica de buenos músicos, sino que nos recuerda que la edad no es un factor determinante para elaborar un disco de calidad.


Página Oficial: Temples

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sonidopolar@gmail.com